Meditación en el ser

Una de las principales causas del sufrimiento es la insatisfacción. Mientras nos identifiquemos con el pensamiento limitante, que es la voz del ego, la mente experimentará miedo e inseguridad. Ese pensamiento limitante se traduce en "yo soy esto o aquello", otorgándole a ser una cualidad determinada y concreta, cuando el estado de ser puro es indeterminado e inconcreto, es uno con la totalidad, con lo absoluto. Y así no hay nada que se le oponga o le reste. Cuando la mente se une con el ser, medita en la realidad de su esencia. Al reconocerse el ser brilla la paz y la dicha en su plenitud, pues se entra en contacto con la auténtica felicidad, aquella que no puede cambiar, aquella que no es impermanente, sino siempre perfecta y plena.
Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares